PUBLICIDAD
NOTICIAS
25
Ago
2016

Conciliar el sueño se vuelve más complicado en verano

Condavisión | Provincia | 11:08 am

Las altas temperaturas pueden influir bastante a la hora de conciliar y mantener el sueño. Durante la noche, la temperatura corporal desciende para facilitar la conciliación del sueño, por lo que una situación extrema, tanto de mucho calor como de mucho frío, puede afectar bastante causando muchos despertares y empeorando su calidad. Las condiciones ideales para dormir son unas temperaturas de entre 18 y 22 grados y una humedad de entre el 50 y el 70%.

Los profesionales sanitarios recomiendan mantener una buena hidratación, evitar el consumo de bebidas estimulantes antes de dormir, como la cafeína o la ingesta de alcohol y refrescar en la medida de lo posible los dormitorios.Y un último consejo, si usted es de los que no suelen conciliar bien el sueño de noche, evite las tradicionales siestas de esta época veraniega.

Deja una respuesta

*