PUBLICIDAD
NOTICIAS
28
Mar
2012
La organización conservacionista WWF ha asegurado que la Junta de Andalucía ha concedido más permisos de uso de aguas subterráneas a los agricultores de la denominada Corona Forestal de Doñana. La organización pide la revisión del Plan de Ordenación de Regadíos de esta zona, ya que creen que el documento propuesto sigue sin dar respuesta a los 'graves' problemas ambientales que 'ponen en jaque la conservación de la biodiversidad y de la propia agricultura en Doñana'.

WWF denuncia que la Junta ha concedido más permisos para pozos

Condavisión | Provincia | 10:40 am

La organización conservacionista WWF ha asegurado que la Junta de Andalucía ha concedido más permisos de uso de aguas subterráneas a los agricultores de la denominada Corona Forestal de Doñana, cuyo plan de ordenación de regadíos se está elaborando.

WWF apunta que fuentes oficiales han confirmado que prácticamente no queda ninguna petición para abrir pozos sin resolver y que, dada la mala situación del acuífero 27, casi todas han sido rechazadas.

La asociación ha denunciado que el 66% de la explotaciones agrícola de la Corona Forestal extraen ilegalmente agua para riego, lo que está motivando que las marismas de Doñana reciban un 20% de los aportes naturales debido a las captaciones subterráneas a través de pozos.

WWF ha presentado un informa en el que recoge los casos más críticos, ubicando más de un centenar de extracciones ilegales de agua. La organización recuerda que, según la Junta de Andalucía, sólo en el área fresera de Doñana hay 1.000 pozos ilegales, 2.000 según los propios regantes, y que tan sólo un tercio de la superficie regada cuenta con los permisos necesarios para el uso del agua.

Según WWF, en la cabecera de la Rocina se concentran 50 pozos y 7 balsas ilegales en zona forestal; el arroyo de La Cañada alberga más de 30 infraestructuras de riego a lo largo de 5 kilómetros; el área de Matalagrana sufre continuos descensos del acuífero que ya han sido denunciados por diversos organismos internacionales; los hatos extraen al menos 11 hectómetros cúbicos de forma ilegal, lo que provoca acusadas disminuciones del acuífero; y la laguna protegida de Las Madres cuenta con, al menos, dos tomas de agua sin autorización y acumula denuncias desde hace 6 años. Estas infraestructuras se usan para regar, en muchos casos, zonas forestales ocupadas o fincas de secano transformadas sin permiso, que se ubican dentro de áreas protegidas recogidas en el Plan de Ordenación del Territorio del Ámbito de Doñana (Potad), vigente desde el 2004. La organización también ha denunciado, tras el informe que presentó, una balsa de riego, situada en la cabecera del arroyo de La Rocina, con una capacidad de unos 10.000 metros cúbicos. La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha abierto un expediente por el caso.

WWF ha pedido la revisión del Plan de Ordenación de Regadíos de la Corona Forestal de Doñana, ya que en su opinión el documento propuesto sigue sin dar respuesta a los ‘graves’ problemas ambientales que ‘ponen en jaque la conservación de la biodiversidad y de la propia agricultura en Doñana’ y advierte de la posible ‘amnistía’ de pozos, cultivos, viviendas y caminos ilegales en el espacio natural.

Por un lado WWF, y por otro Freshuelva, la Comunidad de Regantes de El Fresno y agricultores de Bonares, Lucena del Puerto, Moguer y Rociana del Condado presentaron más de 300 alegaciones al plan en distintos sentidos. Entre las alegaciones figuran las relativas a los corredores ecológicos. El plan contempla inicialmente 200 kilómetros, sin embargo, los agricultores piden la modificación de 20 kilómetros, ya que la Junta plantea ampliar cien metros a partir de la orilla de los arroyos principales para que se puedan usar como pasillo de conectividad.

La organización agraria Asaja, también presentó un documento de alegaciones, en el que considera deficiente la dotación de agua que prevé el plan para los regadíos. éste limita a 4.000 metros cúbicos al año la cantidad de agua que se podría utilizar, lo que dista mucho de los alrededor de 7.000 metros cúbicos que requiere, según los agricultores, la producción actual.

Freshuelva considera que el trasvase de 5 hectómetros cúbicos de agua de la Cuenca del Guadiana al Condado permitiría el cierre de los pozos (ilegales y autorizado) en Doñana, aunque asegura que el 80% de los cultivos utiliza agua superficial.

El ámbito de aplicación que abarca el plan comprende 64.831 hectáreas de cinco municipios: Almonte, Bonares, Lucena, Moguer y Rociana, en los que se concentra una población cercana los 60.000 habitantes.

Deja una respuesta

*
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
21:30 - 22:00
En Clave Condado
En Clave Condado es el espacio informativo que te acerca la actualidad que te importa. Con Cristóbal Carrillo
22:10 - 23:00
Entrecalle
Conocemos la religiosidad popular del Condado de Huelva.
23:20 - 23:50
El Rincón de los Cabales
Espacio dedicado al flamenco. Cada semana conocemos a cantaores y guitarristas de la zona.
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD