PUBLICIDAD
NOTICIAS
2
Ago
2022

Recicla tus Pilas recomienda hacer un buen uso de los aparatos electrónicos para evitar averías en las baterías durante el verano

Condavisión | Provincia | 11:20 am

‘Recicla tus Pilas Andalucía’, impulsado por la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y con el apoyo de los Sistemas Colectivos de Responsabilidad Ampliada del Productor (SCRAP) que operan en la comunidad autónoma: ECOLEC, ECOPILAS y ERP, recomienda hacer un buen uso de los aparatos eléctricos y electrónicos durante los meses de verano para evitar que las baterías que contienen se estropeen con el calor y se conviertan en residuos contaminantes si no se gestionan de forma adecuada.

En verano, se suelen utilizar más de lo habitual aparatos eléctricos y electrónicos como teléfonos móviles, tabletas, libros electrónicos o reproductores portátiles de música gracias a disponer de más tiempo de ocio. Esto, unido al calor propio de la temporada, puede ocasionar que la integridad de las baterías que contienen estos dispositivos se vea comprometida.

Una batería funciona gracias a las reacciones químicas que tienen lugar en su interior. Estos procedimientos son muy sensibles a los cambios externos de la temperatura ambiental, que en verano suele situarse en torno a los 30 °C o incluso llegar a los 40 ºC, afectando al rendimiento de la batería y disminuyendo su capacidad de carga y la potencia que suministra al dispositivo.

Con la intención de prevenir el deterioro de las baterías a causa del calor, y tratar de que no se conviertan en residuos antes de tiempo, ‘Recicla tus Pilas Andalucía’ aconseja algunas buenas prácticas para realizar un mantenimiento correcto de los aparatos electrónicos más usados durante el verano.

1) Restringir el uso de aplicaciones o conexiones inalámbricas. Algunas aplicaciones como la cámara de fotos, las redes sociales y algunos juegos, así como conexiones inalámbricas como el GPS o el Bluetooth consumen la memoria RAM del dispositivo en exceso o se activan en segundo plano, haciendo que el procesador trabaje más de lo necesario y se caliente.

2) Evitar una exposición prolongada al sol. Al usar un teléfono móvil mientras se camina por la calle, dejarlo sobre la mesa de una terraza o dentro de un coche provoca que la luz solar incida directamente sobre la pantalla y la temperatura del dispositivo aumente.

3) Mantenerlos protegidos en playas y piscinas. En estos lugares, los aparatos electrónicos deben guardarse en el interior de un bolsillo, funda o mochila cuando no se utilicen. También pueden cubrirse con una toalla.

4) Tratar de no usarlos cuando se carguen. Manejar un móvil durante su proceso de carga puede ocasionar que la CPU consuma demasiados recursos y el proceso de carga se ralentice.

5) Prestar atención al recargarse. Nunca debe conectarse a la corriente eléctrica un aparato que se note caliente. Esto solo puede producir que su temperatura aumente mucho más y no se cargue correctamente.

6) Bajar la temperatura progresivamente. De calentarse demasiado el dispositivo se debe apagar para que su temperatura vaya descendiendo poco a poco.

7) Quitar la funda para disipar el calor. Una cubierta protectora mantiene un aparato seguro frente a caídas y golpes, pero también evita que se libere el calor que va acumulando.

8) Ajustar el brillo de pantalla. Se puede reducir el consumo de energía de la pantalla regulando su iluminación a la mitad o al mínimo suficiente como para verse bien.

Desde ‘Recicla tus Pilas Andalucía’ se recuerda que todo residuo de pilas o baterías debe depositarse en contenedores y puntos de recogida selectiva en supermercados, tiendas de electrónica y puntos limpios. De esta forma, se podrán reciclar para la fabricación de nuevos productos y fomentar la importancia del concepto de economía circular.

Deja una respuesta

*