PUBLICIDAD
NOTICIAS
3
Nov
2015

Luz verde a la planta de tratamiento de aguas de Repsol en la costa de Doñana

Condavisión | Provincia | 13:27 pm

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha emitido la Autorización Ambiental Unificada (AAU) favorable para el proyecto una planta de tratamiento de aguas de la compañía Repsol en el campo de gas Poseidón, ubicado frente a las costas de Doñana.

El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) recoge hoy la resolución de la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio por la que se da publicidad a esta nueva AAU.

La autorización llega unos nueve meses después de que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente emitiera Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable al proyecto al considerar que no era “previsible” que la planta, que se construirá en las instalaciones de gas que Repsol tiene en Mazagón, cumpliendo los requisitos ambientales “vaya a producir impactos adversos significativos”.

La evaluación ha sido necesaria dado que las actuaciones podrían incidir sobre la Zona de Especial Conservación y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEC y ZEPA) en Doñana.

El campo de gas Poseidón se sitúa en el subsuelo marino del Golfo de Cádiz, frente al núcleo de Mazagón, en un área con profundidades de agua comprendidas entre 50 y 150 metros y comprende un conjunto de siete yacimientos de gas natural separados e independientes, de los que solamente uno, Poseidón Norte, es explotado en la actualidad.

El gas extraído de los campos es trasladado por gasoducto hasta la planta de tratamiento de gas en Moguer, donde es sometido a un proceso de separación de agua.

Este agua se vertía, hasta enero de 2012, a la EDAR de Matalascañas y hasta mayo de 2013 se enviaba mediante camiones cisterna a la EDAR de Huelva.

En agosto de 2011 el promotor solicitó la autorización de vertido de aguas de formación en el emisario de la EDAR de Mazagón a la Dirección General de Planificación y Gestión del Dominio Público Hidráulico de la Junta de Andalucía, que informó desfavorablemente, alegando que las aguas no podían ser vertidas sin depurarse.

El objeto del proyecto que cuenta ahora ya con todos los avales ambientales es instalar una planta de tratamiento de agua con el fin de adecuar el agua de formación procedente del campo de Poseidón para su vertido al medio litoral a través del emisario del EDAR de Mazagón, y así poder cumplir los límites requeridos para ello.

La planta, que será móvil por ser menos impactante, se proyecta para tratar un volumen diario de agua bruta de hasta 1.200 m3, de los cuales una parte será enviada a vertido y la otra irá con lodos y el proceso de depuración elegido consiste en un tratamiento físico-químico basado en la precipitación de metales y sedimentación de los mismos mediante distintas fases.

(Foto: Una refinería de Repsol/ ABC)

Deja una respuesta

*