PUBLICIDAD
NOTICIAS
11
Ago
2014

Los atropellos hacen descender la población del lince en Andalucía

Condavisión | Provincia | 10:18 am

La población del lince en Andalucía  ha perdido un 10% de sus animales en los últimos veinte meses por los 30 felinos atropellados en carreteras andaluzas desde el pasado 1 de enero 2013. El último de estos linces fallecidos de los que se tiene noticia oficialmente fue atropellado en una carretera local del término municipal de La Puebla del Río, en el límite del Espacio Natural de Doñana.

Esta muerte eleva a 16 los atropellos mortales contabilizados en lo que va de año, un nuevo récord que supera la marca histórica de 14 felinos muertos en carreteras, registrada en 2013. Diez de los linces atropellados este año pertenecían a la población de Sierra Morena y los seis restantes, a la de Doñana-Aljarafe.

Los atropellos mortales de linces, que entre 2009 y 2011 se mantuvieron en una media anual de cuatro ejemplares, comenzaron a crecer de manera exponencial desde 2012, cuando fallecieron siete felinos, se dispararon en 2013, con catorce linces atropellados, y han seguido aumentando este ejercicio, en el que se contabilizan 16 fallecidos.

Responsables de la Junta de Andalucía y del programa Life Iberlince justifican este incremento de muertes por el aumento de los desplazamientos de linces causado por el crecimiento de las poblaciones de este felino, el más amenazado del planeta, y por la falta de conejo, su principal alimento, tras la aparición de un brote infeccioso que ha diezmado este lagomorfo.

Científicos del programa de conservación del lince ibérico matizan que la dispersión de linces comenzó antes de la aparición del brote vírico, justo cuando responsables de la conservación de este felino suprimieron la alimentación suplementaria que se les facilitaba desde hacía años. También minimizan el impacto de la epidemia del conejo y recuerdan que apenas existen casos de linces fallecidos por desnutrición y sí evidencias de que este felino se alimenta de otras presas, como gallinas.

 

Deja una respuesta

*