PUBLICIDAD
Fruit Attraction 2022
NOTICIAS
28
Jun
2016

El sector agrícola pide regularizar las contrataciones para asegurar la presencia de trabajadores durante toda la campaña

Condavisión | Provincia | 15:29 pm

El fenómeno de la temporalidad laboral en el sector agrícola en Huelva se ha analizado en las I Jornadas sobre Retos Agrarios que ha organizado la firma legal Migrow, en colaboración con la Fundación Caja Rural del Sur, Fundación Savia y la Asociación Nacional de Agencias de Colocación (Anac).

Entre los asistentes se encontraban los máximos responsables de los sectores cítricola y fresero de la provincia de Huelva, Lorenzo Reyes y Alberto Garrocho, y de la patronal onubense, José Luis García-Palacios, así como el director general de la firma de abogados especializada en la movilidad de las personas y de las empresas, Manuel Felipe Garoña.

El presidente de la Asociación de Citricultores de Huelva, Lorenzo Reyes, inició su intervención señalando que el dinamismo que demuestra el sector agrario de esta provincia está propiciando que cada campaña se necesite más mano de obra para cubrir la demanda existente.

Aunque la campaña citrícola depende de las variedades cultivadas, Reyes reconoció que cuando coincide con el apogeo de las fresas, a mediados de enero, para los agricultores supone “un serio problema” encontrar trabajadores para recolectar las naranjas, por lo que consideró necesario articular mecanismos dentro de la normativa actual para regularizar y garantizar la presencia de los temporeros durante toda la campaña.

Por su parte, el presidente de Freshuelva, Alberto Garrocho, comentó que la diversificación que se está produciendo en el sector de las berries también está provocando que los empresarios requieran a más trabajadores. En este sentido, admitió que esta campaña “nos hemos quedado cortos en mano de obra. A mediados de abril teníamos entre un 20 y 25% menos de trabajadores que al inicio de la temporada”.

migrow
Los inspectores de Trabajo, Antonio Álvarez y Carmen Collado.
Es más, añadió Garrocho, en “muchas explotaciones se han tenido que abandonar el cultivo de la fresa para sacar adelante las plantaciones de arándanos y frambuesas”.

Por todo ello, el presidente de la asociación de productores freseros señaló que “tenemos que afianzar la mano de obra para que el sector continúe siendo pujante a nivel nacional e internacional”. De cara a la próxima campaña, dijo, Freshuelva ha solicitado un incremento de contratos en origen en Marruecos para el último tercio de la campaña.

El presidente de Asaja-Huelva y de la FOE, José Luis García Palacios, tras valorar como “pionero y modélico” el método de contratación en origen iniciado por el sector fresero de Huelva en 1998, pidió a la administración más control para que tanto los empresarios como los trabajadores contratados cumplan los acuerdos y convenios pactados en esta parcela.

García Palacios recordó la paradoja que mientras que la media de trabajadores contratados en origen entre 1998 y 2008 era de unos 35.000, en esa misma década también se contabilizaban más de 22.000 personas cobrando el subsidio agrario en la provincia.

Estas intervenciones de presentación dieron paso a la participación de los expertos en esta materia y que abordaron el cumplimiento de la contratación en las campañas agrícolas. La inspectora de Trabajo de Valencia, Carmen Collado, habló de su experiencia en la comunidad valenciana, donde desde Trabajo se ha multado a empresas citrícolas y de trabajo temporal (ETT) con sanciones que alcanzan los dos millones de euros por contratación fraudulenta de trabajadores.

Collado, que indicó que el uso de las ETT por parte de los empresarios está reglamentado y es legal, aseguró que los servicios de Inspección han detectado en Valencia prácticas irregulares entre representantes del sector citrícola y estas empresas de contratación. Prácticas que “podrían llamarse como de mafiosa porque se paga al trabajador por la cantidad recolectada, se pacta el precio por kilo y no por la cantidad establecida en los contratos y convenios”.

Para Collado, “este sistema hay que desmantelarlo” y desde la Inspección de Trabajo se han propuesto hacerlo, porque ya se están levantando actas tanto a empresas usuarias como a las ETT que cometen fraude.

Antonio Álvarez de Morales, jefe del Servicio de Inspección de Huelva, precisó que los casos detectados en la zona levantina no eran extrapolables a Huelva en lo que respecta a las tareas de recolección, ya que en esta provincia los empresarios agrícolas destacan por el cumplimiento de la normativa, pero sí añadió que este mismo problema con las ETT de Valencia se había percibido en la parte de los almacenes de algunas empresas onubenses.

En la segunda parte de la jornada, la gerente de la Asociación Nacional de Agencias de Colocación, Belén Huelva, junto a Manuel Felipe Garoña, detallaron las herramientas que tienen en sus manos los empresarios para poder llevar a cabo contrataciones directas con los trabajadores y evitar la carga administrativa y burocrática que soportan en la actualidad.

 

Deja una respuesta

*