PUBLICIDAD
NOTICIAS
23
May
2024

El PSOE exige respuestas de la Diputación

Condavision TV | Provincia | 14:52 pm

La secretaria general del PSOE de Huelva y senadora, María Eugenia Limón, ha lamentado este jueves que la Diputación Provincial «haya puesto en marcha el «plan salvar a la alcaldesa de Huelva, Pilar Miranda», con la compra del Colegio de Ferroviarios y la antigua estación de tren «que supondrá una inversión de cerca de diez millones de euros» en la capital en «detrimento del resto de ayuntamientos de la provincia, sobre todo los pequeños», y «supone ir contra la equidad territorial que venía trabajando el PSOE en la institución provincial».

Así lo ha manifestado en declaraciones a los medios antes de presidir el Consejo de Alcaldes y Alcaldesas del PSOE celebrado en San Juan del Puerto, donde Limón ha señalado que en esta reunión se iba a tratar sobre la equidad territorial «que quieren y merecen los alcaldes de Huelva, en igualdad de oportunidades a través de la Diputación» dentro de «una Europa cada vez más comprometida con el territorio, trabajar por la solidaridad, por la cohesión territorial y sobre todo por la cohesión social».

Al respecto, la líder socialista ha recordado que 72 de los 80 municipios –más dos ELA– de Huelva «tienen menos de 20.000 habitantes» a los que la institución provincial, «el Ayuntamiento de los ayuntamientos, debe «auxiliar administrativamente, jurídicamente y técnicamente».

«Pero estamos viendo de forma un poco sorprendente cómo la Diputación ha puesto en marcha, podríamos decir un plan extraordinario de concertación llamado vamos a salvar a Pilar Miranda, para adquirir el edificio del Colegio de Ferroviarios por un valor de 2,7 millones de euros, para su rehabilitación y la adquisición de todo el mobiliario, a lo que se suma el edificio de la antigua estación, que ADIF cedió al Ayuntamiento, con Gabriel Cruz como alcalde, a un precio simbólico y que ha comprado la Diputación. La inversión en ambos supondrá una inversión de en torno a los diez millones de euros», ha criticado Limón.

Ante ello, la líder socialista, que es también la alcaldesa de San Bartolomé de la Torre, ha manifestado que los alcaldes y alcaldesas de la provincia «queremos igualdad de oportunidades y que esa equidad e igualdad territorial que el PSOE ha trabajado todos estos años en Diputación, se vea reflejada también en esta operación», toda vez que ha señalado que «no se quieren oponer de ninguna forma» a que «quieran salvar a Pilar Miranda», pero «sí que esa inversión se vea reflejada en los pueblos menores de 20.000 habitantes así como en el resto de los pueblos que merecen también esa oportunidad».

«Con esos diez millones de euros se podrían poner en marcha tres planes de concertación, tres planes de empleo o se podría cuadruplicar la inversión que se hace en el plan de infraestructura, en el plan de caminos o en cualquiera de los planes de la Diputación de Huelva para trabajar por la mejora y por la igualdad de oportunidades entre los vecinos de los diferentes territorios vivan donde vivan», ha subrayado.

Por ello, ha apuntado que en este Consejo de Alcaldes y Alcaldesas «se va a reflexionar y a trabajar» sobre lo que quieren para sus municipios y «cómo la Diputación podría revertir esos diez millones de euros para que se repartan en igualdad de condiciones para todos, sin que se vean mermadas las oportunidades de ninguno de los pueblos, sobre todo de los menores de 20.000 habitantes, que son la razón de ser de la Diputación Provincial».

«Esto es algo que nos parece que no cumple con la filosofía propia de la Diputación, algo que nos parece poco moral, poco ético y a lo que no estamos acostumbrados los alcaldes de los pueblos pequeñitos, que vemos en la Diputación nuestro auxilio y resguardo, sobre todo para poner en marcha todos los proyectos de mejora que necesitan los municipios», ha dicho antes de manifestar la «oposición» de los alcaldes socialistas «a este plan salvar a Pilar Miranda en detrimento de los ayuntamientos más pequeñitos».

En la misma línea se ha pronunciado el presidente del Consejo y alcalde de Aracena, Manuel Guerra, quien ha explicado que estas reuniones se hacen para «tratar asuntos de interés de todos los municipios, para intercambiar buenas prácticas, experiencias y para poner en común también aquellos asuntos que nos preocupan y afectan» y ha destacado que la función «principal» de la Diputación y «lo que justifica su existencia y supervivencia» es «el apoyo a los pequeños y medianos municipios».

Esto, «especialmente» en una provincia como la de Huelva «donde la inmensa mayoría de los municipios tienen menos de 20.000 habitantes y en un momento donde nos preocupan especialmente fenómenos como la despoblación que también en determinados territorios de nuestra provincia tiene incidencia», ha remarcado Guerra.

Deja una respuesta