PUBLICIDAD
NOTICIAS
28
Mar
2016

El Condado se descubre a través de su Semana Santa

Condavisión | Provincia | 17:07 pm

La Semana Santa comenzaba con el Viernes de Dolores en Villarrasa. La Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de los Dolores hacía su salida de la iglesia parroquial en torno a las 22:00 h. de la noche.

Una procesión que servía de preámbulo al gran Domingo de Ramos. Pese a las amenazas climatológicas, ninguna de las hermandades del Condado se quedó sin pisar la calle. La primera, la borriquita de Valverde, partía de la Iglesia Nuestra señora del Reposo, alrededor de las 16:30 h. de la tarde. Algo más tarde de lo previsto debido a las inclemencias del tiempo. Por ello, también se recogía antes de lo previsto.

Antes de lo previsto, entraba también la borriquita de Bollullos, en la capilla Padre Jesús, acompañada de los más pequeños, sin duda, protagonistas del primer día de la Semana Mayor.

Un día en el que también la Burrita salió a la calle en Rociana, Palos y Almonte.

Por su parte, el Cristo del Perdón y la Virgen de la Soledad también reunían el domingo a los cofrades palmerinos junto a la ermita de San Sebastián para presenciar con estos titulares una estampa, poco común aunque más que asentada, en el domingo de Ramos.

El Lunes Santo amanecía con malos presagios en lo que al tiempo se refiere. Chubascos intermitentes y un cielo cubierto, hacían temer lo peor a los cofrades. Bollullos vivía con incertidumbre la salida del Prendimiento y la virgen de la Amargura. Finalmente, y a pesar de salir con una hora de retraso, los nazarenos azules y blancos de esta hermandad llenaban de fervor las calles de la localidad. Sin embargo, en Almonte, el tiempo acabó por jugar una mala pasada a los hermanos de la Asociación Parroquial de La Piedad, que tuvo que realizar su estación de penitencia dentro de la parroquia de la Asunción.

El Martes Santo, la Hermandad del Cautivo de La Palma y Bollullos paseaban a sus titulares por las calles del municipio. El tiempo aguantó y ambas cofradías realizaron su estación de penitencia al completo.

La jornada del Miércoles Santo comenzaba de madrugada en Hinojos. Jesús Atado a la Columna salía de la parroquia a las doce en punto de la noche. Desde ahí hacia la Ermita del Valle y media vuelta. Todo ello, con el calor de su pueblo que, sin vestir el hábito nazareno, le acompañaba con cirios.

Ya en la jornada diurna, Bollullos repetía la misma escena bíblica de Hinojos con su Cristo Atado a la Columna y la virgen de la Misericordia. En Almonte, la hermandad más joven del municipio, el Cautivo, junto con la virgen del Rosario ponían camino desde el Barrio Obrero al centro con una gran cantidad de nazarenos y arropado por toda su feligresía. Valverde también se sumaba al espléndido Miércoles Santo con el Cristo de la Buena Muerte. Como novedad, su paso por carrera oficial y la oración de los miembros de la hermandad en los albores de la Capilla de la Trinidad. Ambos momentos, dado en directo por esta casa. Procesiones a las que sumaron la del Nazareno y la virgen de los Dolores de Niebla, el Vía Crucis de Nuestro Padre Jesús Cautivo de Rociana, y la salida procesional de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Soledad de María de Manzanilla.

El Jueves Santo, por su parte, comenzaba tarde. A las nueve de la noche, Chucena vivía la salida de su Cristo de las Enagüillas y la virgen de los Dolores, también ofrecida en directo por Condavisión. Advocación mariana ésta que comparte con la hermandad de la Vera Cruz de Bollullos, que también realizaba estación de penitencia en la misma jornada. Al igual que el Cristo de la Expiración y la virgen del Rosario, de Bonares.

La jornada del jueves se alargaba con la Madrugá, que se iniciaba con la salida en directo de la hermandad del Silencio de Almonte. Jesús del Gran Poder y la virgen de la V Angustia salían de su capilla a las doce en punto de la noche, como manda la tradición.

Comenzaba así una Madrugá, que continuaba en Valverde, La Palma y Bollullos. En los tres municipios, la advocación del Nazareno recorría sus calles. Acompañado por la virgen del Socorro en La Palma y la del Pasmo en Bollullos.

Ya el Viernes Santo, retransmitíamos en directo la salida de la hermandad Sacramental de Rociana y el paso de la Sacramental de Almonte por Carrera Oficial. Dos procesiones que se sumaban a las del Santo Entierro de Bollullos y La Palma, respectivamente.

Se ponía así punto y final a seis días de intenso trabajo por parte de un gran equipo humano que día a día ha intentado mostrarles las particularidades de la Semana Santa del Condado de Huelva.

Deja una respuesta

*