PUBLICIDAD
NOTICIAS
5
Ago
2022

El alcalde recibe a los menores saharauis que disfrutan del verano en la capital gracias al programa ‘Vacaciones en Paz’

Condavisión | Provincia | 14:50 pm

El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, acompañado por la concejala de Políticas Sociales e Igualdad, María José Pulido, ha recibido esta mañana en el patio del Consistorio a algunos de los menores saharauis que, gracias al programa solidario ‘Vacaciones en Paz’ impulsado por la Federación de Asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui en Huelva, pasan el verano en la capital acogidos por familias onubenses. Un acto que ha contado con la asistencia del presidente de la Federación de Asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui en Huelva, Luis Cruz; y de Mercedes Diéguez, coordinadora del programa, así como de las familias de acogida.

Con esta bienvenida en el Ayuntamiento –ha destacado Gabriel Cruz- “queremos expresarle el enorme cariño y la solidaridad del pueblo de Huelva que se suma a una labor impagable que viene desarrollando desde hace muchos años la Federación de Asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui”.

Asimismo, el primer edil ha mostrado su “gratitud y orgullo por la generosidad de las familias onubenses de acogida para con estos niños y niñas que visitan por primera vez nuestra ciudad, ofreciéndoles todas las posibilidades de cuidado, de atención y de diversión, despejándolo de una situación muy complicada del día a día y estableciendo con ellos unos vínculos muy estrechos”.

Por último, Gabriel Cruz, que ha entregado un obsequio a los menores, ha reafirmado el apoyo y la colaboración del Ayuntamiento con la labor de la Federación de Asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui, “por el bien de estos niños, por el bien de un pueblo y por la dignidad de las personas”.

De otro lado, Luis Cruz ha explicado que el programa ‘Vacaciones en Paz’, con una dimensión nacional, “es el proyecto estrella de la solidaridad en España que acoge este verano 2.500 menores”. Y ha pedido que no se olvide que “detrás de estos niños y niñas hay un familia y un pueblo que está luchando por su dignidad y que no pierde la esperanza”.

La coordinadora del programa ha hecho hincapié en las ventajas para estos pequeños de un programa que “los aleja de las altas temperaturas del desierto, que les garantiza una buena alimentación, y que les hace disfrutar de unas vacaciones en paz en nuestra ciudad”. Y ha agradecido el compromiso y la paciencia de las familias con niños y niñas muy pequeños en esta ocasión y que por primera vez se separan de sus familias.

‘Vacaciones en Paz’

Tras dos años de ausencia debido a la pandemia, la provincia de Huelva ha vuelto a acoger este verano a un grupo de menores saharauis procedentes de los campamentos de Tinduf (Argelia). En total, 75 menores, 15 de ellos en la capital, que disfrutarán de unas ‘Vacaciones en Paz’, gracias a la Federación de Asociaciones Solidarias con el Sahara, así como a la solidaridad de las familias de acogida repartidas por toda la provincia, sin las que este proyecto no sería posible. Como novedad, todos los niños y niñas de esta edición del programa vienen por primera vez y, a excepción de quienes tiene alguna discapacidad o enfermedad, tienen 8 años de edad.

El objetivo es sacarlos de los campamentos de refugiados de Argelia al menos durante el verano, cuando las condiciones de vida allí se recrudecen con temperaturas de entre 45 y 55 grados. Durante estos dos meses son acogidos por familias onubenses, participando en su vida diaria, conviviendo e intercambiando experiencias con otros menores de la ciudad.

La Federación Provincial de Huelva de Asociaciones Solidarias con el Sahara lidera en la provincia de Huelva desde el año 1999 dos importantes proyectos dirigidos a paliar y mejorar la situación en la que viven la población refugiada: el proyecto ‘Vacaciones en Paz’ y ‘Caravana por la Paz’, gracias al cual toneladas de alimentos no perecederos, medicamentos y medicinas se envían cada año a los campamentos de Tindouf (Argelia), para paliar la situación de deficiencia alimentaria de las familias refugiadas.

Deja una respuesta

*