PUBLICIDAD
NOTICIAS
5
May
2016

Alcaldes lusos exigen medidas urgentes tras romperse un tirante de acero del puente del Guadiana

Condavisión | Provincia | 19:40 pm

Los alcaldes de los municipios lusos de Vila Real de Santo Antonio y de Castro Marim, Luis Gomes y Francisco Amaral, han exigido al Gobierno de Lisboa la rehabilitación del puente internacional sobre el Guadiana después de la reciente rotura de uno de sus tirantes de acero.

Esta circunstancia ha provocado la alarma de los munícipes algarvíos, que exigen que se garantice la seguridad en dicho viaducto, que supone una de las entradas más importantes de dicho país.

Precisamente, el ingeniero que fue autor del proyecto de construcción del puente, Câncio Martins, ha reconocido que su rehabilitación debería de haberse acometido hace años, al tiempo que asegura que la rotura de dicho tirante es un motivo de preocupación, según recoge la cadena de radio lusa TSF.

Mientras tanto, desde la empresa Infraestruturas de Portugal, encargada del mantenimiento del puente en el lado portugués, se ha negado que existan problemas de seguridad aunque se confirma, eso sí, la rotura, meses atrás, de uno de los 37 tirantes de dicho viaducto, que fue construido hace 25 años.

Por otro lado, semanas atrás trascendieron las quejas de conductores ante la inexistencia de iluminación en dicho puente, que une a Castro Marim con Ayamonte.

Fuentes de la Administración española señalaron entonces que la iluminación le corresponde al Gobierno portugués, aunque no pudieron precisar las causas de esta situación.

Por cierto, el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, visitó el pasado año dicho viaducto y destacó “la extraordinaria cooperación entre España y Portugal para llevar a cabo obras de infraestructuras que unen ambos países”.

Entonces, anunció que ambos países financiarán al 50 por ciento el coste de la rehabilitación de este emblemático puente.

El proyecto también contempla iluminación decorativa en el puente y se instalarán los dispositivos necesarios para una monitorización del mismo. El importe estimado de las actuaciones asciende a 14,74 millones y será financiado al 50 por ciento entre España y Portugal.

La longitud del puente es de 666 metros y está dividido en cinco vanos. Los tres vanos centrales están suspendidos mediante 64 parejas de tirantes.

Deja una respuesta

*