NOTICIAS
31
may
2019

El Rocío y Doñana: cuidar la romería protegiendo el medio ambiente

Condavisión | Almonte | 20:30 pm

El camino de El Rocío transcurre por un paraje privilegiado. Un entorno inigualable por su biodiversidad y considerado la mayor reserva ecológica de Europa: el Parque Nacional de Doñana. “El Rocío está asociado de forma indisoluble a Doñana. El Rocío y Doñana son una misma cosa, dos santuarios, como decía el anterior director del Parque Nacional de Doñana, el santuario de Dios y de la Virgen y el santuario de la naturaleza”, ha recordado el presidente de la Hermandad Matriz de Almonte, Juan Ignacio Reales.

La creciente conciencia medio ambiental de los últimos años ha venido acompañada de diferentes actuaciones para concienciar a los romeros de la importancia de cuidar el parque durante la romería. Hace un par de semanas, la Asociación de Guías Turísticos de Doñana celebraba unas jornadas de convivencia medioambiental con jóvenes rocieros con esta idea. “Cuando hablamos de El Rocío hablamos de Doñana, y están íntimamente ligados: El Rocío forma parte de Doñana y Doñana forma parte de El Rocío”, ha explicado Jesús Luque, miembro de la Asociación de Guías Turísticos de Doñana.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994 y protegido como parque nacional desde el 69, esta joya de la naturaleza es motivo de orgullo para todos los onubenses y, en especial, los rocieros.

Poco a poco, las hermandades han ido tomando conciencia de la importancia de actuar para ser responsables con el entorno. En la Hermandad Matriz de Almonte han tomado nota de la última encíclica del Papa Francisco. “Lo hemos publicado con un comentario a la adaptación de la realidad del Rocío. El propio Santo Padre y la misma doctrina suya y de la Iglesia nos insta a ser respetuosos con el medio ambiente, que al fin y al cabo es la obra de Dios”.

infografía rocío

Al aumentar el número de peregrinos que participan de la romería y cambiar los hábitos de consumo de la sociedad, ha sido necesario poner cuidado en el medio ambiente. “Se calcula que cada año se generan en El Rocío 500 toneladas de basuras”, ha mencionado Luque. “Por eso lo más importante es reducir la cantidad de residuos que generamos durante la romería”.

Desde las administraciones se ha tomado conciencia de la problemática de la gestión de residuos en romería, por eso el Plan Romero incluye cada año un servicio de limpieza con este fin. Sin embargo, esto es sólo una parte del trabajo: el resto recae en el peregrino.

La romería de El Rocío se encuentra con una “doble responsabilidad” para Jesús Luque. Por un lado, como peregrinación “es una de las romerías más importantes de España. Por otro, como entorno, Doñana es uno de los lugares medioambientalmente más importantes de Europa. Tenemos muchos ojos mirándonos durante esa semana y debemos ser vanguardia y ejemplo de convivencia medioambiental”.

Siempre cabe preguntarse: ¿Qué podemos hacer nosotros para contribuir a un camino medio ambientalmente responsable?

La responsabilidad ambiental pasa de lo personal a lo colectivo. “Desde no tirar basuras hasta sustituir dentro de lo posible vehículos por transportes de tracción animal, podemos hacer muchas cosas”, ha explicado el presidente de la Hermandad Matriz de Almonte.

Desde distintas hermandades y asociaciones ecologistas están dando varias claves y consejos que nos ayudarán a preservar Doñana entre todos. En la Asociación de Guías Turísticos de Doñana notan el cambio.”El feedback que estamos recibiendo de las hermandades es muy positivo, en especial por parte de la gente joven, que está mucho más mentalizada”, ha celebrado Luque.

Las medidas de conservación ambiental a veces pasan por ideas tan sencillas como cambiar el plástico desechable por plástico duro reutilizable, volver a las cantimploras de toda la vida -que además mantienen el agua más fresca-, y a los canastos de mimbre de nuestras abuelas. Ana Mateo, voluntaria de la Asociación de Guías Turísticos de Doñana, insiste: “en la medida de lo posible, evitar las cosas de un solo uso. Siempre intentar reutilizar y reciclar para reducir el consumo de plásticos”.

“Este año además, como consecuencia de un invierno seco, hay que tener especial cuidado con las colillas para reducir el riesgo de incendio”, ha recordado Mateo. Como dato: la mitad de los residuos encontrados en las tareas de limpieza son colillas.

La popularización de la romería de El Rocío en las últimas décadas han hecho que cambie sustancialmente desde los tiempos de nuestros padres y abuelos: al aumentar el número de personas, también aumenta el número de residuos y cambian los hábitos.

Preservar el camino es un proyecto de presente y de futuro. Porque cuidar del parque durante el camino es la única garantía de que podremos seguir disfrutando de El Rocío durante muchas generaciones más. Para el presidente de la Hermandad Matriz de Almonte, Juan Ignacio Reales, “conservar el medio ambiente es lo que garantizará que podamos seguir en el futuro teniendo la suerte y el privilegio de venir a El Rocío en estas peregrinaciones transitando por Doñana”.

“Las hermandades juegan un papel importante en este sentido y están concienciadas. Evidentemente, la gente que viene a El Rocío es gente que ama este lugar, entonces sirven como buen ejemplo”, ha recordado Jesús Luque. “El cambio de mentalidad se nota”.

Deja un comentario

*