PUBLICIDAD
NOTICIAS
19
Jun
2012
Ignacio Caraballo, presidente de la Diputación Provincial de Huelva, ha mantenido un encuentro con un total de 12 ayuntamientos y profesionales del sector turístico en el que ha subrayado la labor del Servicio de Control de Mosquitos. Gracias al mismo, según Caraballo, se ha producido 'un desarrollo muy importante del sector turístico'.

Según Caraballo el plan contra los mosquitos ha sido muy importante para el desarrollo del turismo onubense

Condavisión | Provincia | 11:38 am

El presidente de la Diputación Provincial de Huelva, Ignacio Caraballo, se ha mostrado convencido este lunes de que sin el Servicio de Control de Mosquitos de la institución provincial, –puesto en marcha hace casi 30 años–, ‘no hubiera habido este desarrollo tan importante del sector turístico’.

En declaraciones a los periodistas antes de mantener un encuentro con un total de 12 ayuntamientos y profesionales del sector turístico, Caraballo ha ensalzado la labor de los trabajadores de este servicio, que ha calificado como ‘magnífica’ debido a que en este tiempo se ha logrado hacer ‘de una plaga en los años 60 a una situación con un nivel soportable’.

Por ello, ha recordado que países como Francia o Marruecos y otras provincias como Guadalajara, Cádiz, Málaga e incluso en las islas Canarias han mostrado interés por conocer el método empleado por la institución onubense.

Así, Caraballo ha subrayado que el trabajo de este servicio es ‘diario’ aunque se intensifica durante el verano, así como ha destacado que las buenas temperaturas y las 16.000 hectáreas de marismas hacen que la provincia cuente con unas condiciones ‘idóneas’ para el mosquito y de ahí la importancia de ‘no bajar la guardia’.

Por su parte, José Manuel Barranco, presidente del Consejo de Turismo de la Federación Onubense de Empresarios (FOE), ha coincidido con Caraballo en la importancia de este servicio para el sector, ya que ‘Huelva ya no es sinónimo de mosquito, sino de calidad’.

En esta línea, ha indicado que ‘este servicio de la Diputación ayuda al sector, porque un turista lleno de picaduras no vuelve más a ese destino y las estadísticas dicen que el visitante regresa hasta en varias ocasiones a la provincia’.

Según ha enfatizado Caraballo, el servicio trabaja directamente en las marismas, en 115.000 hectáreas urbanas, como zonas ajardinadas, charcas o husillos, además desde el pasado año cuentan con una avioneta para los sitios con mayor dificultad de accesibilidad.

Deja una respuesta

*