PUBLICIDAD
NOTICIAS
14
Oct
2021

La IGP ‘Garbanzo de Escacena’ lanza el proyecto Embajadoras para poner en valor el papel de la mujer

Condavisión | Escacena | 16:10 pm

El Consejo Regulador de indicación Geográfica Protegida ‘Garbanzo de Escacena’ ha puesto en marcha la acción “Embajadoras del Garbanzo” una iniciativa que tiene como objetivo poner en valor el papel que la mujer tiene en la actividad vinculada al cultivo del garbanzo. Para ello un primer grupo de mujeres líderes en los ámbitos de la empresa o la gestión pública de la provincia de Huelva han participado en esta acción para convertirse en ‘embajadoras’ del Garbanzo de Escacena y dar visibilidad al protagonismo cada vez mayor de la mujer en la agricultura.

Esta primera edición de “Embajadoras del Garbanzo de Escacena” ha reunido a mujeres del ámbito de la empresa como Amelia Romero Ortega, quien ha sido directora gerente del centro comercial Holea Huelva y es la actual coordinadora nacional de gerencias de los centros comerciales de la compañía CARMILA. Y también a Adelaida Mellado García, gerente del diario Huelva Información. Del ámbito de la educación y la universidad destaca la participación de María Antonia Peña, rectora de la Universidad de Huelva.

En el ámbito de la gestión pública el proyecto ha reunido a las cuatro mujeres que están en estos momentos al frente de instituciones en la provincia de Huelva, como son los casos de María Eugenia Limón, presidenta de la Diputación Provincial de Huelva; Manuela Parralo Marcos, subdelegada del Gobierno en Huelva; Bella Verano Domínguez, delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva y Pilar Miranda Plata, presidenta de la Autoridad Portuaria de Huelva.

Todas ellas han participado de forma desinteresada en un video para dar visibilidad a este protagonismo de la mujer. Y junto a ello poner en valor la importancia que tiene la actividad del garbanzo que se desarrolla en el territorio que conforma la Indicación Geográfica Protegida ‘Garbanzo de Escacena’ y reflejar la importancia de este cultivo para el conjunto de la provincia de
Huelva, ya que es uno de los productos que identifican lo mejor de nuestra gastronomía.

Esta iniciativa forma parte del plan que impulsa la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía para la promoción en el mercado interior de
productos agroalimentarios amparados por un régimen de calidad en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2020. Este plan está subvencionado por la Unión Europea, a
través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural y cuenta también con la participación del Ministerio de Agricultura y Pesca del Gobierno de España.

En este sentido ‘Embajadoras del Garbanzo de Escacena’ forma parte de un proyecto más global que la IGP ‘Garbanzo de Escacena’ inició el pasado año bajo el título “Garbanzo en Femenino”
que tiene como objetivo destacar el papel de la mujer en el cultivo, la comercialización, la investigación y el manejo del garbanzo, así como su contribución dentro la cultura gastronómica en el territorio donde se cultiva esta legumbre.

Hay que tener en cuenta que la mujer ha tenido tradicionalmente un protagonismo limitado en toda la actividad del garbanzo, casi siempre relacionada con el uso de esta legumbe en la alimentación y la cocina a través de recetas y formas de cocinar el garbanzo que se han ido transmitiendo de generación en generación.

Sin embargo, durante la última década la mujer ha ido ganando protagonismo en otras áreas de actividad del garbanzo, como la producció, la gestión o las nuevas formas de uso del garbanzo en
la gastronomía. Por ello el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida ‘Garbanzo de Escacena’ lanzó ‘Garbanzo en Femenino’ para incentivar aún más la presencia y la participación
de la mujer dentro del sector del garbanzo.

La IGP ‘Garbanzo de Escacena’ certifica desde el año 2014 la calidad superior y el origen del garbanzo blanco lechoso, de categoría Extra que se cultiva en un territorio de campiña entre las provincias de Huelva y Sevilla, a las puertas del Parque Nacional de Doñana y del océano Atlántico. Gracias a este sello o certificado de calidad, la IGP ‘Garbanzo de Escacena’ trabaja para que las empresas y marcas que comercializan este garbanzo -Campo de Tejada, Legumbres Pedro y Legumbres Luengo- puedan garantizar al consumidor que está comprando uno de los mejores garbanzos del mercado.

Los municipios de esta IGP que concentran más tierras de cultivo dedicadas al garbanzo son Escacena del Campo y Paterna del Campo, donde existe una tradición especial vinculada a esta
actividad y a la cocina del garbanzo con recetas propias que dan valor a este cultivo. No obstante, la zona de producción está formada también por los municipios de Manzanilla, Villalba del Alcor,
La Palma del Condado y Villarrasa en la provincia de Huelva; y Castilleja del Campo, Aznalcóllar, Sanlúcar la Mayor, Albaida del Aljarafe y Olivares.

Deja una respuesta

*