PUBLICIDAD
NOTICIAS
15
Oct
2021

GUNVOR invierte 30 millones de euros en su nueva planta de biocombustibles ubicada en la localidad de Palos de la Frontera

Condavisión | Palos | 12:58 pm

La multinacional GUNVOR, especializada en la comercialización de materias primas energéticas, ha invertido 30 millones de euros en su nueva planta de biocombustibles ubicada en la localidad onubense de Palos de la Frontera. La bioplanta, que comenzó a funcionar a finales de 2020, ha sido inaugurada hoy en un acto en el que han estado presentes el director de Gunvor España, Óscar Mejía, y el consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta de Andalucía, Rogelio Velasco.

En las nuevas instalaciones de Palos de la Frontera se producen combustibles sostenibles de origen vegetal a partir de la valorización de aceites usados que se transforman en biodiésel. Con una capacidad de producción anual de 110.000 toneladas, la planta ha supuesto la creación de 40 puestos de trabajo directos, así como unos 200 indirectos en el entorno.

En el proceso de producción de la planta onubense solo se utilizan aceites de segunda generación, es decir, aceites residuales, principalmente procedentes de cocina, los denominados UCO (las siglas en inglés de aceite de cocina usados). Se trata, por tanto, de un modelo de economía circular que contribuye a incorporar a la cadena de valor productos residuales, reduciendo el impacto medioambiental que supondría su eliminación ya que son muy contaminantes. A través de su reciclaje se obtiene biodiésel que mezclado con el gasoil puede utilizarse como carburante para los vehículos. Además, en la planta de Gunvor se obtienen otros subproductos como glicerina, para usos farmacéuticos o cosméticos, y también sales utilizadas en la fabricación de fertilizantes.

“En Palos de la Frontera hemos implantado un modelo de economía circular que contribuye a reducir el impacto en el entorno que genera la eliminación del aceite doméstico usado. Nosotros incorporamos esos aceites a la cadena de valor y lo transformamos en biodiésel”, ha subrayado Óscar Mejía durante la inauguración. En este sentido, el director de Gunvor España ha puesto de manifiesto el compromiso con la sostenibilidad de la empresa, a la que se han incorporado las mejores tecnologías disponibles y los procesos más eficientes, “reduciendo la dependencia de los recursos naturales y contribuyendo a la generación de combustibles de origen orgánico”.

Por su parte, el consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Rogelio Velasco, ha destacado que en la elección para implantarse en la comunidad influyen “aspectos claves como la estabilidad, las ayudas públicas al tejido empresarial, la bajada de impuestos o la apuesta por la simplificación del marco regulador de la actividad económica”. En ese contexto, ha remarcado que el mayor esfuerzo del Gobierno andaluz se centra en captar aquellos proyectos empresariales que puedan traer beneficios, sobre todo en la actual coyuntura de crisis, que exige disponer del máximo de recursos para propiciar la recuperación ante la pandemia.

Velasco ha añadido que la atracción de este tipo de iniciativas estratégicas de valor añadido como la de Gunvor aporta grandes beneficios a la actividad productiva andaluza, mejorando la competitividad de las empresas, generando empleo de calidad o impulsando la sostenibilidad, la innovación y la transferencia de conocimiento.

En España se generan cada año 150 millones de litros de aceite usado generados principalmente en el procesamiento de alimentos, restaurantes y hogares. Los residuos de aceites y grasas deben desecharse de forma separada a los residuos orgánicos generados durante el cocinado y nunca deben ser vertidos a la red de desagües por la contaminación asociada que producen al ser evacuados a los ríos y mares. Se estima que un litro de aceite residual puede contaminar mil litros de agua. Su transformación en procesos industriales como el que se realiza en la planta de Gunvor en Palos de la Frontera contribuye a darles un nuevo uso en forma de biodiésel, glicerina o sales, protegiendo el medio ambiente.

Deja una respuesta

*