PUBLICIDAD
NOTICIAS
13
Dic
2012

Familia de Bollullos, contraria a la asignatura EpC, acata la sentencia del TS pero no la comparte

Condavisión | Bollullos | 18:51 pm

La familia Flores Cano de Bollullos Par del Condado (Huelva) que denunció que la asignatura Educación para la Ciudadanía (EpC) vulneraba su derecho fundamental a educar a los hijos en la formación religiosa y moral conforme con sus propias convicciones y que el manual no respetaba el principio de neutralidad ideológica y adoctrinaba a los alumnos, ha acatado este jueves, pero sin compartirla, la sentencia del Tribunal Supremo (TS) que reitera que no se puede objetar a la asignatura de EpC y que el libro de la editorial McGraw-Hill de 3º de la ESO no tiene carácter adoctrinador y su contenido «respeta los principios y valores contenidos en la Constitución».

En declaraciones a Europa Press la madre del menor, Dolores Cano, ha asegurado que no está de acuerdo con la sentencia porque sí cree que vulneraba sus derechos, pero ha indicado que su hijo ‘no asistió a clase y que obtuvo su título de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO)’.

Esta resolución coincide con la decisión del Gobierno de eliminar esta materia en la futura Ley de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), una situación que sí podría beneficiarle ya que este matrimonio tiene más hijos pequeños que aún no cursan la ESO.

En el fallo judicial, al que ha tenido acceso Europa Press, el Alto Tribunal estima tres recursos de casación interpuestos por la Junta de Andalucía, la Abogacía del Estado y el Ministerio Fiscal contra la sentencia dictada el 15 de octubre de 2010 por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que dio la razón a los padres de un alumno del IES Delgado Hernández de Bollullos Par del Condado (Huelva) contra la asignatura y el manual empleado.

Cabe recordar que el Supremo ya sentó jurisprudencia en 2009, cuando decidió que no era posible acogerse al derecho a la objeción de conciencia para Educación para la Ciudadanía, confirmado así la obligatoriedad de la asignatura, que desde su implantación en el curso 2007-2008 por el Gobierno socialista ha generado centenares de causas judiciales y sentencias distintas en los tribunales superiores de justicia autonómicos.

El pasado verano, el Gobierno modificó, a través de un real decreto, los currículos de Primaria y Secundaria Obligatoria relativos a la asignatura de Educación para la Ciudadanía, eliminado así los contenidos que consideraba ‘polémicos’, como las referencias a los afectos y emociones, las relaciones entre hombres y mujeres, los modelos de familia, los prejuicios sociales y racistas, entre otros. La asignatura, ya retocada, comenzó a impartirse este curso escolar 2012-2013.

Deja una respuesta

*