PUBLICIDAD
Fruit Attraction 2022
NOTICIAS
29
Ago
2016

El Ángel Ximénez de Puente Genil gana el XXXV Trofeo Ciudad de Moguer

Condavisión | Provincia | 10:22 am

El pasado viernes el Pedro Alonso Niño de Moguer se enfrentaba al Ángel Ximénez de Puente Genil en el Trigésimo quinto Trofeo Ciudad de Moguer, que, después de un parón, volvía a celebrarse en el municipio. El equipo cordobés, ganaba 14-40 al equipo moguereño con una defensa férrea y un letal contragolpe como principales armas. Sin embargo, desde el club resaltaban el carácter amistoso del partido. Un encuentro que ha tenido como fin principal regalar un buen rato a la afición moguereña.

El Ximénez evidenció desde el primer minuto que es un equipo de superior categoría e hizo valer su mayor potencial físico y técnico. Se puso rápidamente 3-0, aunque el equipo moguereño se mostró combativo y mantuvo el tipo con dos goles de Dani Podadera (2-4, m. 5). Después Emilio Guerrero realizó dos paradas de mérito y Fernando Sánchez robó y marcó en solitario el 3-5.

Ya en el segundo parcial el conjunto pontanés aumentó la diferencia hasta los cuatro goles, doblando en el marcador al cuadro amarillo (4-8, m. 10), con una buena defensa 6-0 y un gran Jorge Oliva bajo palos. Pese a las dificultades para penetrar en la defensa cordobesa y para parar su ataque, el PAN Moguer no le perdía la cara al partido y con mucho oficio y un Emilio Guerrero muy acertado en el arco hizo que la diferencia oscilara entre los tres y cuatro goles en contra. Superado el ecuador de la primera parte entraron en acción por el lado visitante el japonés Atsushi Mekaru, que se estrenó desde los siete metros y el ruso Mukhael Revin. Con ellos en pista la diferencia aumentó hasta los siete goles (7-14, m. 21).

Tras casi cuatro minutos sin goles Revin batió a Fran Garrido con un potente disparo y Mekaru marcó desde siete metros para establecer la máxima diferencia del encuentro, 7-16. En el tiempo restante el Ximénez aprovechó los errores en ataque del PAN, que se quedó clavado en ataque, para rematar a la contra e irse al vestuario 7-19. La segunda parte comenzó con un parcial de 1-5 que dejó aún más claro el panorama para el Ángel Ximénez, que siguió haciendo mucho daño al contragolpe. Alcanzado el minuto 40 de juego el 9-26 lo decía todo. Los jugadores amarillos no bajaban los brazos, pero la maquinaria cordobesa, en defensa y ataque, funcionaba muy bien y la diferencia no hacía más que crecer (9-27, m. 41).

A diez minutos para el final la dinámica no cambió el equipo visitante ganaba 10-34 sin levantar el pie del acelerador. Una pequeña reacción amarilla supuso un parcial de 3-0 que animó al público, pero fue un paréntesis tras el que el Ximénez llevó el marcador hasta el 14-40 final.

Regresa con el trofeo una antigua tradición. Lejos de los resultados, el juego ha servido al equipo de balonmano local como entrenamiento de cara a la llegada de la nueva temporada deportiva.

Deja una respuesta

*