PUBLICIDAD
NOTICIAS
2
Jun
2011

El Alcalde y el Presidente de SISIFO entregan los diplomas del curso de Borde y Enrejillado

Condavisión | Palos | 17:36 pm

El Alcalde de Palos de la Frontera, Carmelo Romero y el Presidente de la Asociación de Dependientes y Familiares en Rehabilitación, SISIFO, José Vicente Delgado, entregaron ayer los diplomas acreditativos de los conocimientos adquiridos a las nueve alumnas que han asistido a las clases del Curso de Borde y Enrejillado organizado por la Asociación.

Las alumnas, ante sus familiares y amigos, miembros de la asociación y las ediles de Asuntos Sociales, Participación Ciudadana y Cultura, Carmen Camacho, Gema Domínguez y Teresa García, respectivamente, pudieron presumir del resultado de las aproximadamente 150 horas que han dedicado entre los meses de octubre y mayo a tan laboriosa ocupación. Los trabajos realizados quedaron expuestos en la sede de la asociación dando buena muestra de la paciencia y el esmero que han puesto estas mujeres en la confección de estas ‘obras de arte’.

El tan preciado ajuar de nuestras abuelas estaba repleto de prendas como éstas, hechas a mano a base de horas y horas del reloj escuchando la novela radiada o conversando con vecinas. Finos tejidos con enrejillados y bordados que ya cuesta encontrar en los comercios y que son una joya entre los enseres domésticos.
Estas labores, propias de la mujer y de otras décadas, son costumbres populares que se han ido perdiendo entre los más jóvenes que dedican el tiempo a otras aficiones.

El hule de plástico ha sustituido en muchas mesas al mantel de hilo y las sábanas de poliéster han desplazado a las de algodón. Al margen del legado que estas alumnas quieran dejar a sus nietas será difícil que las quinceañeras de hoy encuentren estas prendas en sus hogares del mañana.

Palermas como Carmen Molina, Montemayor Moreno, María José Cabeza, María San Pedro, Josefa Romero, Susi Astola, Conchi Ortega, o Teresa han puesto en valor una tradición doméstica que nos ha llenado la retina de recuerdos ancestrales y ha hecho que vuelva a nosotros el olor a masa frita.

Las alumnas obsequiaron a la monitora del curso con dos macetas.
Próximamente se clausurará un taller municipal con la misma temática que han cursado nada menos que 49 palermas para que lo nuestro nunca se pierda.

Deja una respuesta

*