PUBLICIDAD
NOTICIAS
3
Ene
2016

Avanza la fase de instrucción del doble asesinato de Almonte

Condavisión | Almonte | 14:27 pm

El presunto autor del doble crimen de Almonte volvió a la vivienda donde se produjeron los hechos varias horas después. Así lo confirman los informes elaborados por el perito de la acusación particular.

En la casa en la que se encontraron los cadáveres de Miguel Ángel Domínguez y su hija María, el 27 de abril de 2013, no se encontraron huellas en dirección a la cama junto a la que se halló el cadáver del padre. Sin embargo, los restos de sangre muestran que la colcha estuvo en el suelo y se empapó, aunque los investigadores la encontraron perfectamente colocada.

Así, el estudio realizado por el perito Juan José Hellín revela que el agresor hizo la cama una vez que la sangre derramada en el suelo estaba seca. Esta teoría viene a reforzar la tesis de que el agresor conocía a sus víctimas y su entorno, y, por tanto, sabía que no corría riesgo al volver a la vivienda.

Por otro lado, el cuerpo de la pequeña estaba cubierto con una manta. Según el informe, esto denota «un sentimiento de culpa» que indica que el asesino conocía a la víctima.

Otro dato que se revela es el intento de la menor por defenderse. Las huellas encontradas confirman que la niña fue testigo de la agresión que sufrió su padre y que pudo escapar de la estancia. La pequeña, ya herida, fue hasta la cocina y cogió un cuchillo, pero no intentó abandonar la casa. María, de 8 años, se refugió en su habitación, donde apenas se pudo defender y el agresor le dio muerte.

Deja una respuesta

*