PUBLICIDAD
NOTICIAS
11
Ene
2017

Almonte inaugura 2017 con el pleno de la transparencia y el diálogo

Condavisión | Almonte | 18:07 pm

El primer pleno del año 2017 en Almonte se ha caracterizado por el diálogo, el respeto y la participación, sobre todo de la oposición, que ha sido quizá la gran protagonista de la sesión. Por un lado, porque se ha aprobado su libre acceso a la contabilidad municipal.

Y por el otro, porque, por primera vez en la historia de la democracia de Almonte, un concejal municipal, en este caso Fran Toro, se ha sometido a las preguntas de la oposición. Durante esa batería de cuestiones, por cierto, sólo ejecutadas por Izquierda Unida, el concejal de Hacienda ha hablado sobre el Plan de Ajuste y sobre una serie de medidas como la revisión de la actividad de grandes empresas externas, con el objetivo de intentar bajar el IBI a los ciudadanos de los tres núcleos de población. Precisamente sobre lo primero, desde el equipo de gobierno, han querido destacar la importancia de la reducción del gasto público para favorecer la mejora de la tesorería del municipio.

Un progreso económico celebrada por todos. Y precisamente por todos, también ha sido valorado positivamente el encuentro de la alcaldesa con la asociación de vecinos de El Rocío para tratar el tema del columbario. Una reunión que se ha producido después de que este colectivo acudiese al pleno con sus protestas y con cerca de 5000 firmas recogidas para frenar la construcción de este proyecto en la aldea.

Además, otro de los asuntos más destacados de esta primera sesión de 2017 ha sido la aprobación de la moción presentada por Izquierda Unidad sobre la revisión de oficio de la compra de las Dehesas Boyal y Santa María, por parte del ayuntamiento Almonteño.

Sin olvidar la propuesta de los populares sobre la creación de un plan de adaptación de los caminos rurales, en malas condiciones, sobre todo, después de las últimas lluvias. Una cuestión que también ha contado con el respaldo de todos los grupos políticos.

En definitiva, buen ambiente político y muchas intenciones en un pleno que duró desde las cinco de la tarde hasta las 12 de la noche, con la peculiaridad de contar con tres recesos, uno de ellos, por el tema del columbario, de máxima actualidad en Almonte.

Deja una respuesta

*