PUBLICIDAD
NOTICIAS
21
Sep
2016

900 hectáreas quedan fuera del Plan Especial de Regadíos

Condavisión | Provincia | 19:00 pm

Unas 900 hectáreas han sido excluidas del Plan Especial de Ordenación de los Regadíos de la Corona Norte Forestal de Doñana.

La Junta de Andalucía ha incluido 474 hectáreas que se contemplaban como agrícolas de secano y que han alcanzado la clasificación de suelo agrícola regable.

Los escritos para la inclusión de las nuevas hectáreas fueron presentados por 68 agricultores de parcelas situadas en el ámbito hidrográfico de la Demarcación Tinto-Odiel-Piedras, integradas en el perímetro de las comunidades de regantes El Fresno y Valdemaría, que obtuvieron concesión administrativa de aguas superficiales del sistema general Andévalo-Chanza-Piedras con fecha previa a la aprobación del Plan Estratégico.

Desde el mismo momento en que se aprobó el plan y se dio a conocer la cifra de las hectáreas que éste contemplaba, los regantes determinaron el número total que se quedaban fuera: alrededor de 1.400, en producción.

La Administración califica su labor en base al pormenorizado análisis de cada una de estas fincas al objeto de atender las reclamaciones y realizar correcciones para confeccionar un plan que ordena un área de 64.000 hectáreas que se extiende por los municipios de Almonte, Bonares, Rociana, Moguer y Lucena del Puerto.

El Consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha reiterado que las nuevas incorporaciones se llevan a cabo desde el estricto cumplimiento de la ley.

No obstante, los agricultores afirman que no han recibido ninguna notificación al respecto, por lo que desconocen si podrán seguir cultivando la tierra.

Las parcelas que no han sido incluidas tendrán que restaurar el suelo a su estado inicial, cerrando los pozos, bajo el riesgo de sanciones puesto que, al no estar emplazadas en terrenos de regadío, no podrán ser legalizadas.

El Plan Estratégico tiene como objetivo ordenar la expansión de los regadíos durante las últimas décadas en la zona del Condado, teniendo en cuenta la falta de recursos hídricos superficiales y la proliferación de pozos.

Deja una respuesta

*