PUBLICIDAD
Directo Venida de la Virgen 2019
NOTICIAS
58410479_137366887407482_3500632843683249002_n
12
may
2019

Mayo, el mes de las Cruces en nuestro Condado

Condavisión | Provincia | 15:39 pm

Llega mayo y la celebración de las tradicionales cruces se antoja como una cita ineludible en más de una decena de localidades de la provincia de Huelva. En municipios de la Sierra como Almonaster la Real; del Andévalo, como Alosno o Berrocal y, sobre todo, en El Condado (donde se celebra especialmente en Bonares, Lucena del Puerto, La Palma del Condado, Rociana del Condado, Villarrasa y Villalba del Alcor) la tradición cultural y patrimonial se dan la mano con el fervor y lo festivo para celebrar la devoción a la Cruz, conviviendo lo sacro y lo profano, lo religioso y lo lúdico.

Al igual que en otras zonas de Andalucía, este ritual festivo se manifiesta en la provincia de Huelva en toda su diversidad y complejidad, formando parte de un patrimonio inmaterial vivo que a su vez genera elementos materiales -gastronomía, indumentaria, artesanías- y que por tanto debe ser conocido, protegido y difundido como así hace la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico a través del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH).

Aunque mantienen, obviamente, un mismo hilo conductor, las celebraciones y las tradiciones distan mucho entre localidades, a pesar de estar separadas en algunos casos por pocos kilómetros. En Almonaster la Real, por ejemplo, el pueblo se divide ceremonialmente en dos con las cruces del Llano y de la Fuente. La fiesta deslumbra por su exquisitez, traducida particularmente por el atuendo de las mayordomas y diputadas, protagonistas indiscutibles de cada cortejo, que cuidan hasta el último detalle la riqueza y colorido de su indumentaria. La celebración se desarrolla entre el sábado de cruces y el martes de la “Gira”.

Situada en el centro de la comarca del Andévalo, en la localidad de Alosno la celebración de las Cruces de Mayo se desarrolla durante dos fines de semana del mes, el primero conocido popularmente como de la Cruz Grande, la inauguración de esta ocasión festiva, y el segundo, la Cruz Chica, que constituirá el final de la misma.

La localidad de Bonares celebra las fiestas en honor a sus doce cruces oficialmente durante tres días, no obstante con anterioridad se llevan a cabo una serie de actos de gran relevancia. Las cruces representan a las diversas calles del municipio.

Rociana del Condado cuenta con nueve cruces pero no todas procesionan. Destacan la cruz de Arriba y la de la Calle la Fuente, y cada una de ellas desarrolla sus actos en una quincena; la Exaltación a la Santa Cruz, la proclamación de la Romera Mayor y el “romerito” de la Cruz de Arriba; y la Cruz de la Calle La Fuente corona a la reina de las fiestas, celebra una verbena y sale en romería el último sábado de la quincena. Las fiestas se inician con la salida de cada cruz desde su capilla en dirección a la iglesia parroquial y acaban, una vez visitada a la Patrona, en la plaza de la iglesia, tiene lugar uno de los momentos culminantes de la festividad con las tradicionales “cabezás”, en la que cada cruz se inclina ante las demás como símbolo de respeto y despedida hasta el próximo año.

En Villarrasa la comunidad se divide simbólicamente en dos mitades, la que apoya a la Cruz del Campo o de Abajo y la que es seguidora de la Cruz de Arriba. Cada una de ellas organiza diversos actos religiosos, culturales, deportivos y lúdicos que culminan con la procesión por las calles del pueblo de los pasos.

Algo similar ocurre en La Palma del Condado, que cuenta con dos hermandades cruceras, la de la calle Sevilla y la de la calle Cabo. Los actos religiosos y festivos correspondientes a la Cruz de la calle Sevilla, que son conocidos como ‘piomperos’ tienen lugar la primera quincena del mes de mayo. Los ‘bartolos’ son los fervorosos de la Cruz de la calle Cabo.

Las Cruces de Mayo en la localidad de Berrocal constituye el ritual festivo más destacado del municipio. La localidad se divide simbólicamente en dos zonas, cada una de las cuales se identifica con una hermandad: la de la Cruz de Arriba y la de la Cruz de Abajo. El pique o rivalidad que existe entre ambas juega un papel trascendental en el mantenimiento de esta festividad y se evidencia en la organización y celebración de actos similares y en las coplas de pique, que entona cada bando durante las distintas fases del ritual.

El sábado del fin de semana previo a Pentecostés, Lucena del Puerto celebra las Cruces de Mayo. En la localidad hay cuatro cruces: Calle Castillo, Calle Arriba, Calle Malva y Calle Abajo. Destacan la Cruz de Arriba y la Cruz de la Calle Malva por la tradicional rivalidad simbólica que existe entre ellas. La Cruz de Abajo es considerada por la mayoría de los cruceros de Lucena como “la madre de las Cruces”, porque se le atribuye mayor antigüedad.

Por último, en Villalba del Alcor, pueblo con gran tradición crucera, existen cinco hermandades (Niche, Paterna, Real, Cerrillo y Trinidad), aunque sólo las dos últimas procesionan desde hace unos años, siendo además las que más hermanos tienen. Ambas mantienen también la centenaria tradición de la suelta del Toro de Cuerda, que se realiza por calles de la localidad villalbera y que reúne a centenares de visitantes en fines de semana alternos del mes. Hace décadas existían tres cruces más (Caravaca, Palomar y de los Melones), aunque actualmente sólo quedan imágenes por las calles de éstas.

Deja un comentario

*